LA ZONA DE CONFORT


A muchas personas se les pasa la vida planificando sus proyectos, lo increíble es que muchas veces postergan el inicio de un negocio por detalles que no son trascendentales para sus objetivos.

Una de las razones por las que sucede esto es por encontrarse en su ZONA DE CONFORT, la zona de confort es la situación en la que te mantienes confortable con lo que tienes y haces, aunque apenas cubra tus necesidades, sabiendo que puedes mejorar tu situación con solo decidirlo, pero es más cómodo soñar y  planificar, que decidir y hacerlo ya.

Ojo, no es que sea malo planificar, de hecho es importante en cualquier proyecto contar con un plan bien estructurado, pero cuando el exceso de  planificación se convierte en la excusa que impide entrar en acción, hay que tomar cartas en el asunto. Yo le llamo:”parálisis por análisis”.

Un ejemplo claro de esto es la historia del Perro con dolor. En una zona residencial existía un perro que pasaba todo el día acostado en el patio de una casa, quejándose y gimiendo de dolor, los días transcurrían y aquel perro continuaba igual, llorando y
quejándose, la gente se le acercaba lo acariciaba y se compadecían de aquel pobre perro, nadie comprendía que le sucedía. Un día un grupo de vecinos decidió visitar al dueño del perro y preguntarle que sucedía con el animal, porque él no hacía nada por aquel pobre perro, a lo que el vecino respondió. Vaya, que problema con ese perro… lo que sucede, es que donde se encuentra acostado el perro hay un clavo, y constantemente le causa dolor. Los vecinos desconcertados le preguntan nuevamente al dueño del perro, y si le duele, ¿Por qué no se levanta de ese lugar? El vecino se sonrió con cierto sarcasmo y les respondió, a pesar de que le duele, ¡el dolor aun no es tan grande como para que él decida parase! (le duele lo suficiente para quejarse, más no lo suficiente para pararse).

La mayoría de las veces sabemos que podemos hacer cientos de cosas que podrían cambiar significantemente nuestras vidas, muchas veces vivimos rodeados de necesidades y quejándonos de nuestra vida tan difícil, y no hacemos nada por salir de esa situación, aún estamos en nuestra zona de confort,  el dolor no es tan grande como para levantarnos y hacer algo por evitarlo.

En la vida se presentan muchas oportunidades, nuestras mentes constantemente están trabajando en grandes ideas muchas de ellas fabulosas, las compartimos con la gente a nuestro alrededor, soñamos con realizarlas, pero nunca sabremos qué tan buenas pueden ser éstas, si no nos decimos a tomar acción, ponerlas en marcha y darles el tiempo necesario para ver resultados.

Un buen amigo me dijo alguna vez: El éxito está al final de un camino que se transita tomando pequeñas decisiones, algunas buenas y algunas malas, pero que te ayudan a estar cada vez más cerca de tus objetivos. Pero si no eres capaz, siquiera, de decidirte y comenzar a recorrerlo, mucho menos puedes esperar llegar a ese objetivo algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s